Máscaras dibujadas con alambre

La idea de máscaras de alambre surge del  proceso de realizar  retratos de una máscara (montaje de un collage de partes del rostro dibujados con tinta),  con el resultado sorprendente de que todos los dibujos reflejan miedo.

 

 

 

 

 

 

 

A partir de allí inicié una deriva, pensando en máscaras que no ocultan nada, que no fueran capaces de esconder o disimular, ni dejar de reflejar los sentimientos o características interiores de quienes las portaran.

En primera instancia surgen las máscaras de alambre, una serie de contornos imposibles de figuras necesarias pero faltantes. A su vez los alambres dibujan con su sombra en la pared sus caras ocultas y más oscuras aún. También surgen los primeros textos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.